¿Qué son los Acúfenos?

Actualizado: 10 may

También conocidos como Tinnitus, son una percepción de ruidos en los oídos que causan molestias, sin que exista un factor externo que los produzca. No son una enfermedad, sino un síntoma asociado al sistema auditivo. Puede estar presente de manera constante o pueden ser intermitentes, en un oído o ambos oídos.


En la mayoría de las personas el Acúfeno es subjetivo, es decir, que solo lo oye el paciente que lo padece, por lo general son de carácter leve y transitorio. Los ruidos más comunes suelen ser los de tono agudo, interfiriendo en la capacidad de concentración, el sueño o las actividades diarias, produciendo irritabilidad, estrés, ansiedad o depresión y afectando la calidad de vida de la persona que lo padece.


Existe un tipo de tinnitus objetivo, es el que puede ser percibido por el paciente y el médico tratante, es aquel donde se involucra el ruido de los vasos sanguíneos, provocando un sonido al ritmo de los latidos del corazón y el pulso.


¿Causas para la aparición de los Acúfenos?


Son muchas las afecciones de salud que pueden ocasionar la presencia del tinnitus, no existe un mecanismo único resultando difícil definir la causa exacta. Sin embargo su origen se asocia a las diferentes partes del sistema auditivo responsable del procesamiento de los sonidos y aumenta considerablemente a partir de los 50 años afectando por igual a mujeres y hombres.


Algunas de las causas para la aparición del tinnitus subjetivo son las siguientes:


  • Enfermedades que afectan al sistema auditivo (tumores, ictus).

  • La hipoacusia en cualquier edad (pérdida de audición).

  • Presbiacusia (pérdida auditiva por envejecimiento, aumenta a partir de 50 años).

  • Infecciones (otitis).

  • ATM mal desempeño de la articulación temporomandibular.

  • Trauma Acústico (exposición al ruido).

  • Obstrucción en el CAE conducto auditivo externo, puede ser por exceso de cerumen.

  • Ototóxicos, consumo de fármacos o drogas que afectan el órgano auditivo.

  • Otoesclerosis, rigidez en la cadena de huesecillos que impide su buen funcionamiento.

  • Otras afecciones crónicas como; diabetes, tiroides, migraña, anemia, hipertensión.


¿Síntomas del Acúfeno?


El acúfeno suele manifestarse de varias maneras en uno o ambos oídos, siendo las más características:


  • Zumbido.

  • Silbido.

  • Chasquido.

  • Rugidos

  • Murmullos.


Se puede apreciar de manera constante o tener apariciones espontáneas, suele empeorar o sentirse con mayor intensidad cuando hay silencio, por ejemplo sin escuchar ruidos en el ambiente o cuando vamos a dormir.


Su tono puede ser agudo o grave y su intensidad puede variar de suave a más fuerte, siendo los más comunes e incómodos los de tono agudo.


Prevención ¿Cómo evitar que aparezca?


La manera de prevenir la aparición del acúfeno o tinnitus es ser conscientes de las causas que lo pueden producir y tomar medidas para evitar el riesgo de sufrirlo o que aparezca.

  • Limitar el consumo de cafeína, alcohol y nicotina. El uso de estas sustancias incrementa el riesgo de su aparición.

  • Cuidar de salud, la alimentación juega un papel importante en el equilibrio de nuestro organismo, evitar la obesidad y hacer deporte ayuda a que nuestra circulación funcione sin contratiempos.

  • Si eres amante la música, disminuir la exposición a altos volúmenes de intensidad por tiempo prolongado.

  • Si trabajas en industrias, con maquinaria pesada, el uso de protectores auditivos te ayuda a preservar la integridad de las células ciliadas del oído interno.

¿Cómo se puede tratar el acúfeno?


En la mayoría de los pacientes, el tinnitus o acúfeno es soportable o manejable. Si para Ud. representa una molestia o interrupción a su vida cotidiana afectando a su calidad de vida, lo más recomendable es acudir a su médico para que evalúe las posibles causas que están generando la aparición del acúfeno.


No existe un tratamiento farmacológico o quirúrgico específico para el acúfeno.


El tratamiento va depender de las posibles causas y debe ser dirigido por su equipo médico:


  • Tratamiento farmacológico.

  • Terapia psicológica.

  • Técnicas de relajación.

  • Si está asociado a la hipoacusia, el uso de audífonos.

  • Sonidos ambientales cuando se está en silencio que enmascaran el acúfeno; música, fuentes de agua, ventiladores.

7 visualizaciones0 comentarios